29 may. 2012

Choi Sung-Bong

Anoche, justamente después de haber preparado mi ensalada y dejar bien puestecita la mesa para cenar y mientras esperaba que mi santa esposa terminara de acicalarse, me puse a zapear en mi TV y después de varias vueltas por los 45 canales que veo, la mayoría de ellos inútiles por su mala programación, fui a parar a un programa llamado El hormiguero que quizás sea de lo menos malo que emiten a esa hora. El caso es que invitaron al programa a un chico coreano llamado Choi Sung-Bong que debe ser algo así como Juan José en español. Una historia triste pero a la vez alegre por muchos motivos:

  • Le da por participar en un programa de talentos de canto por que aunque el dice que no canta demasiado bien cuando lo hace, es otra persona.
  • Al ver su ficha el jurado del concurso antes de su actuación le pregunta que por qué dejó la sección "familia" en blanco. El contestó que había sido abandonado a los tres años en un orfanato y  los 5 decidió huir por las continuas palizas a las que era sometido.
  • Aprendió con 5 años a vivir solo vendiendo bebidas energéticas y chicles que otro niño de la calle le enseñó a vender....Y así vivió durante diez años.
  • Durmió en escaleras de portales, baños públicos..... Sobrevivió milagrosamente.

Me conmovió esta historia, me puso mal el cuerpo pero al mismo tiempo vi que los humanos tenemos una capacidad inmensa para salir adelante y que si queremos, y solo si QUEREMOS, PODEMOS y no sirve absolutamente de nada que nos quejemos. Día a día en mi trabajo veo a personas con discapacidad superarse a si mismo, vivir y no obtener de ellos ni una sola queja: solo agradecimiento. Me quedo sin duda con esta forma de afrontar la vida. Espero que para ustedes no sea demasiado tarde.....

Lo demás no importa....por ahora. PAIS¡¡¡¡


P.D. Entrada dedicada a todas esas personas que viven en la calle y esperan algún día vislumbrar una vida mejor. Para ellos toda mi energía.....

 

13 comentarios:

  1. Yo también lo vi anoche en el Hormiguero y me emocionó su vida y su voz. Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Parece que todos vemos el hormiguero...

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Así que la historia que cuentas no la conocía, coincidimos en saber apreciar que las personas humanas cuando las circunstancias los obligan hacen cosas inverosímiles de las que otras serian incapaces de hacer.

    Yo estoy un poco vinculado a ATAM donde se dedican en exclusiva al tratamiento e incorporación del minusválido a la empresa y la vida laboral, y si son súper agradecidos y siempre llenos de una gran ternura.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Ostras, he acabado llorando como el público. Jolin... pobre muchacho... vaya vida... Le deseo lo mejor, ojalá consiga la felicidad, ya sea cantando o de cualquier otra cosa.

    Un post muy bonito, Ali.

    ResponderEliminar
  5. El ser humano se adapta a las circunstancias por muy dificiles que sean, siempre salimos adelante, estamos hecho para la adaptación.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Impresionante historia.
    Es cierto que nuestra resistencia va mucho más allá de lo que creemos.
    Afortunadamentela mayoría de las personas no tenemos necesidad de comprobarlo.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  7. La vida es muy dura para muchas personas y no creo que ese joven sea el unico a sufrir tanto,lo importante es ser tenaz y perseverantes y sobretodo luchar por lo que se quiere conseguir.Un abrazo.Daniela V.delavoratori pubblici

    ResponderEliminar
  8. Me pregunto si muchos de los que pasamos por aquí aguantaríamos todo lo que le ha pasado este muchacho sin derrumbarnos.
    Buen finde.

    ResponderEliminar
  9. Te echaba de menos y vine de visita
    me encontré esta entrada, que no se por qué no vi antes
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Hoy te dejo, como no tienes nada, mis saludos y un beso.

    ResponderEliminar
  11. No has vuelto a escribir, veo que sigue la misma entrada.

    Un beso, amigo, y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  12. La historia es cojnmovedora, que duda cabe. Por mi parte recnozco que hay dos cosas que me impusan y una de ellas es la queja, la otra es solucionar de lo que me quejo, supongo que en ese caso no será tan terrible el quejarse :)

    ResponderEliminar
  13. Me conmoviste y mediste tata fuerza para enfrentar la vida! a veces ante unas pocas barreras uno se dapor vencido y la verdad es que todo se puede si el contan pocos años ha podido,todos podemos!gracias!

    ResponderEliminar

Saludos bloggerianos a todos. Si lo deseas deja tu comentario. Si no...te doy las gracias por tu visita. Que tengas un buen día