10 ago. 2009

MONICA EXISTE


Málaga, 9 de la mañana de cualquier día de la semana...la gente enfundada en sus pantaloncitos y camisetas del decathlon por el Paseo Marítimo Antonio Machado...unos andando otros corriendo, pero casi todos con sus MP3 o MP4 a toda pastilla para eliminar los kilos de más (por algo le llaman al sitio "El Paseo del colesterol")...De pronto algo me observa, levanto la vista y me encuentro con ella....Y ahí está, ahi está, ahí esta viendo pasar la gente...LA TORRE MÓNICA (que no que no me lo he copiao de la canción "La Puerta de Alcalá" son ellos los que me copiaron a mi....jejeje)


Hace ya algunos años dicha torre amaneció con una pintada: MÓNICA ... La pintó un señor llamado José Carlos que había tenido una pelea con su novia Mónica. El motivo de dicha pelea quedó en el olvido pero todo ocurrió así...


"José Carlos tomó medidas de la chimenea y realizo un boceto a escala y con la ayuda de un amigo, Roberto, que fue el que le sostenía las pinturas, dibujó de arriba a abajo de dicha chimenea el conocido "MÓNICA, TE QUIERO" (bueno según relata el protagonista solo pudo poner MÓNICA por que se quedó sin pintura)...Se realizó de noche y la intención de José Carlos era la de impresionar a su novia...Subió por las escalerillas de la chimenea, se descolgó con una cuerda como un péndulo...Estaba muy asustado y tardo cuatro horas en pintarlo, quedándole una M algo doblada....Al día siguiente se pasó con su vespino por casa de Mónica a la que recogió con la intención de dar un paseo...José Carlos la llevó directamente a la chimenea y le esbozó un "Mira lo que he escrito para ti"...Mónica se quedó totalmente helada con el detalle de su novio y quedó encantada...."


Desde aquel mismo instante se convirtió en "La chimenea Mónica, La torre Mónica, La playa de Mónica, el lugar de Mónica...Era el sitio donde la gente quedaba...Ella se lo dijo enseguida a sus padres pero él, por temor a ser regañado, lo ocultó hasta que un día, pasado un año, paseando un tío suyo con sus padres les dijo:" ¿Sabes quien pinto eso? Tu hijo José Carlos..." Ni imaginarme quiero la cara que pondrían...


Años mas tarde la pareja decidió cambiar de aires en busca de una vida más estable y se fueron a vivir a Tenerife, en donde residen en la actualidad...El empezó trabajando de cocinero y ella lo hizo de camarera...


En el año 2000 volvieron a Málaga para casarse y no dejaron pasar la oportunidad de ir a ver a su "torre"..Ahora en la actualidad también llevan con ellos a su hijo Yeray y su hija Yaiza..El niño aun se pregunta como pudo hacer eso su padre...Mónica se siente orgullosa de lo que hizo José y siempre han guardado todas las noticias e hipótesis relacionadas con la pintada, pero no decidieron delatarse hasta que salió la noticia de la rehabilitación de la torre, en donde el nombre iba a desaparecer y contaron la verdadera historia que es la que aquí os he presentado...A José aún le dan ganas de que si la quitan volver a colgarse y poner el nombre de nuevo, pero piensa que le podrían multar y eso le retiene...

A día de hoy la chimenea se rehabilitó, el nombre de Mónica desapareció, pero quedó una placa conmemorativa de lo que pasó a pie de la citada torre...Una historia, la verdadera historia....


ESTE POST SE LO QUIERO DEDICAR A TODOS EN LOS QUE CREEN EN EL AMOR VERDADERO, EN QUE LA ESENCIA DE ESE AMOR ESTÁ EN LOS PEQUEÑOS DETALLES, EN LOS GESTOS HECHOS CON EL CORAZÓN...O CON PINTURA...

Lo demás no importa ...por ahora. PAÍS¡¡


32 comentarios:

  1. Pero qué bonito.... y seguro que le da un toque especial porque aunque estoy en contra de las pintadas en los edificios y monumentos públicos, a éste le hacía falta algo que le diese chispilla, porque oye, no es por desmerecer, pero después de leer la historia lo he vuelto a ver con otros ojillos.
    Bien por Juan Carlos, que le echó corazón y bien por Mónica, por atender a sus sentimientos. A raiz de ese detalle, una palabra, serán recordados por algo hermoso: la hazaña de su amor.
    Bonita historia para empezar una semana.
    Un saludo pececillo...

    ResponderEliminar
  2. Joer, qué bonita historia!!!! Me encanta. ( En Tenerife tenían que vivir, jajajajajja). Me parece una anécdota preciosa, querido y guapo Alijodos. Y la dedicatoria....pues qué te voy a contar....

    ResponderEliminar
  3. qué bonito!qué bonito es el amor!gracias por esta bella historia,me emociona pensar que todavía hay personas que creen que el amor existe!
    Un besazo

    ResponderEliminar
  4. Una incógnita menos... Siempre que veo pintadas por ahí me gustaría conocer la historia que está detrás de ella. Así que en este caso la curiosidad está satisfecha. A ver si me encuentro con Mónica por aquí para felicitarla...
    Abrazos

    ResponderEliminar
  5. Qué gran historia...los grandes amores están llenos de esos "pequeños" detalles...y una curiosidad...¿no cundió el ejemplo? Lo digo porque igual se os llenó la ciudad de nombres pintados en los más inhóspitos lugares!

    Un beso. Bea

    ResponderEliminar
  6. Gracias gracias gracias por regalarme esta foto y esta historia mientras miro desde una terraza el mar durante mis vacaciones. Es un historia bellísima...insisto GRACIAS. Besotes

    ResponderEliminar
  7. Ains...Me ha encantao la entrada...Mira que no soporto las pintadas, oye, me da una rabia que la gente tenga que " marcar" lo que no es suyo...A partir de ahora desde luego las miraré con otros ojos...jejeje
    Un abrazo.

    ResponderEliminar


  8. Por fin puedo entrar desde mi cta.


    Decirte que esta historia de amor es preciosa.

    El amor dicen que no es eterno, pero no estoy de acuerdo, si se cuida, si se cultiva.. es eterno, hermoso y nos llena la vida de alegria-

    Un beso bichi

    ResponderEliminar
  9. La historia es muy bonita, sí. Pero, no se le ocurrió otra cosa al muchacho que pintar la torre ??

    El fin justifica siempre los medios ?

    ResponderEliminar
  10. Bello detalle sin duda, que es donde descansa el verdadero amor, en el día a día, en la atención y dedicación alejada de fiestas conmemorativas...menos mal que se llamaba Mónica, porquesi es, por ejemplo, María de los Remedios...

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. D. Alijodos, bonita declaración de amor, desde luego, más trabajada que la de aquel que alquiló una valla publicitaria delante de la oficina de su novia. Y se le declarón en tipografía gigante.

    Los esposados de Palma y el honor perdido

    Sé que no tiene nada que ver una historia con otra pero, cuando en España hasta los asesinos de niñas pueden taparse la cara ante los flashes, las fotos de los esposados de Palma me han recordado el libro de Heinrich Böll sobre Katherine Blum. Los ciudadanos debiéramos reflexionar a fondo sobre el poder, la libertad y la manipulación de la información. SIGUE...

    Los esposados de Palma y el honor perdido

    ResponderEliminar
  12. Si bien el chaval se cargó una faena pintando sobre algo que es patrimonio cultural de la ciudad, como vestigio de las antiguas fábricas que había por ahí construídas en tiempo de la dictadura de Primo de Rivera para incentivar la economía ( qué poco preservamos los restos de nuestro pasado) seguro que la novia estaba encantada por el detalle. De todas formas, para toda la gente que vive en Málaga ésa será siempre la chimenea Mónica.
    Un rampyabrazo

    ResponderEliminar
  13. Preciosa historia que conocía por la prensa...Yo creo en ese amor verdadero del que hablas, pero mucha gente de mi alrededor no...Es lo que hay, eso me pasa por ser tan romántica...
    Muchos besitos.

    ResponderEliminar
  14. que tierna historia!!
    claro que creo en el amor verdadero y el que no se olvida jamás..
    muy buena entrada, para comenzar un lunes..

    besossssssssssssss

    ResponderEliminar
  15. Fantástica historia! Me dejaste con un buen sabor, deleitándome, pues yo sí creo en el amor!!

    Muchas gracias por sonreir, querido amigo!!

    BESOTES Y BUENA SEMANA!

    ResponderEliminar
  16. Una historia preciosa. Debieron dejar ahí la pintura.

    ResponderEliminar
  17. Qué hermoso relato Alíjodos; me ha encantado; defintivamente esta entrada está dedicada a mi pues cada frase, cada detalle dicho o hecho por el hombre que amo, me derrite el alma. Gracias por ser mi amigo, eres una bendición; hasta pronto.

    ResponderEliminar
  18. Que hermosa historia! me encantò!
    precioso post Alijodos. besos

    ResponderEliminar
  19. Es desde luego espectacular, muchas veces el amor es increíble lo que te lleva a hacer, muy bonita historia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  20. Hermosísima historia que hace querer volver a creer en ese amor de antaño que parece sacado de libro. Pareciera que ese tipo de amor ya no existe, pero creo que igual quedan remanentes por ahi, y que mejor forma de mantener viva la ilusion con historias como esta.

    Saludos

    Jose Luis

    ResponderEliminar
  21. qué bonita história... gracias por compartirla... yo creo en el Amor Verdadero... gracias por estar...

    Un beso grande, con cariño!!

    ResponderEliminar
  22. ...Precioso...

    José Carlos debe ser un ser especial, y Mónica también.

    Cuando existe ese AMOR con Mayusculas hay que hacer lo que haga falta... es una bendita locura.

    UN ABRAZO AMIGO

    ResponderEliminar
  23. Que hermoso homenaje amigo mio. Todos los enamorados te lo agradecemos.
    Feliz semana

    ResponderEliminar
  24. Bonita historia de amor se la voy a enseñar a mi marido a ver si toma ejemplo,jajaja

    Un besazo amigo

    ResponderEliminar
  25. Alijodos no conocía esa historia...
    ¿Es la primera, la segunda o la tercera chimenea?

    Porque si es la tercera, cada vez que me siento en la terraza del Yantare, con mi libro, estoy enfrente de una "historia de amor viva"...

    Y ¡¡QUIERO QUE SE ME PEGUE ALGO!!
    (Aunque lo dudo, cada día soy más borrica)

    Preciosa historia de mi barrio.

    ResponderEliminar
  26. que bonito!!! una vez cuando era más joven (14 años) iba de camino a la escuela y me encontré en una pared con unas letras enormes un ZAYI TE AMO...fue un momento maravilloso que recuerdo sonriendo... el chico que pintó el grafitti no fue quien lo dedicó sino, un amigo mutuo que ya ha muerto, y siempre, cuando me refería al Grafitti lo llamaba "el grafitti de Joselo" (como se llamaba el amigo en común) porque siempre me pareció más de él que de quien tuvo la idea...
    Besitos.

    ResponderEliminar
  27. Es una bonita historia, y según la cuentas, se te hace incluso cortita. Un beso

    ResponderEliminar
  28. Bonita y curiosa historia.
    Aunque hoy a José Carlos le habría caido un multazo por eso, jajaja.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  29. vaya! qué historia más romántica, no? normal que Mónica esté escantada con su Jose...! :D

    Me ha gustado mucho la entrada, Alijodos! Por fin pude venir a visitarte! :D

    Besos. Angie.

    ResponderEliminar
  30. Pero cómo se me podía haber pasado a mí leer este pedazo de post tan bonito, tan lleno de sentimiento y emoción...Menos mal que tengo un duendecillo por ahí que me recuerda y que me guía.....

    Precioso relato Alijodos.
    Cuando el amor es tan grande...se es capaz de eso y mucho más.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  31. qUE bonito ...no deja de ser romantico aun a costa de pintar algo de la ciudad...

    Estupendo y que siga el amor

    Un saludo

    ResponderEliminar
  32. Esta historia me recuerda a la de mis abuelos maternos. Mi Yaya iba todos los fines de semana a bailar al pueblo y los hombres le recitaban poemas mientras bailaba, pero mi Yayo que era muy tímido no se atrevía ni a mirarla.

    Un día fue a coger agua del pozo y allí estaba el Yayo delante del pozo... y de ese modo empezaron a conocerse, mi abuelo acudía todos los días a la misma hora y al final acabaron enamorándose y teniendo 12 hijos!!!

    ResponderEliminar

Saludos bloggerianos a todos. Si lo deseas deja tu comentario. Si no...te doy las gracias por tu visita. Que tengas un buen día