16 feb. 2009

LA LUZ...

Cuando llegué todo había acabado...Entre lágrimas me decía: " Ya está todo se ha terminado ya" el silencio se apoderó de aquella pequeña sala en donde apenas quedaban cinco o seis personas.
Habían adelantado el sepelio. Yo era la segunda vez que estaba allí para acompañar a la familia y en especial a mi amiga. Su padre había muerto la noche anterior. Cinco años en cama sin poder levantarse, pero deliciosamente cuidado sobretodo por ella, mi amiga, que lucho para que a su padre no le faltase de nada el tiempo que le quedara que estar entre nosotros...Múltiples dolencias y quién iba a pensar que una simple gripe se lo iba a llevar...



"Fíjate, era feliz con sus películas de cantiflas, sus cigarrillos de vez en cuando y sus conversaciones..." decía muy apenada su hija mientras las lágrimas recorrían sus mejillas y se gesto se tornaba dolor...nadie esperaba un desenlace así, ni si quiera cuando los médicos no daban esperanzas...Ella seguía pensando que aun se podía recuperar. ¡Cómo nos aferramos a la vida, a la esperanza cuando amamos a alguien con tanta fuerza! Pero sucedió lo inevitable...


Dos semanas después, aún rota por el dolor más si cabe, pues es cuando tomas conciencia de que ya se ha ido, de que nunca más lo volverás a ver, lo volverás a sentir...¿Nunca?... Recibe una llamada de su hermana también profundamente afligida por tan sensible perdida...



-Niña....tengo una amiga que...
- ¿Cómo? No no puede ser no creo en esas cosas
- Si me ha dicho que lo puede intentar que tiene cosas importantes que decirnos.
-Pero sabes de sobra que no creemos en eso que...
-¡calla! tu haz lo que quieras yo voy a ir...



Pensando se quedó en si había hecho lo correcto, tenía muy meditado que aquella idea le horrorizaba pues siempre le habían dado pavor los espíritus y las cosa relacionadas con muertos...Pero cuando se quiso dar cuenta, más rápido de lo que ella ha actuado nunca, estaba en camino hacia aquél lugar. Llegó en un tiempo record, sin perderse como si el camino lo hubiese sabido siempre...y era la primera vez que iba..Tan sólo unas señas previas de su hermana por si cambiaba de opinión era lo que albergaba su cabeza...ya empezaba a pensar que "algo" le había guiado hasta aquél sitio...LA CASA DE LA AMIGA DE SU HERMANA.



-"¿Qué haces aquí? ...¿No me dijiste que...?
-Sí pero he cambiado de opinión y quiero estar..."




Antes de nada la chica les quiso advertid que no siempre conseguía contactar, que a veces le costaba mucho trabajo o que incluso no llegaba a realizarlo...Pero esta vez no fue así.... Las lágrimas brotaron con los primeros argumentos...



-¡Vuestro dolor no le deja avanzar hacia la luz!
-"Os ve tan mal que no se quiere marchar..."



Ambas comenzaron a llorar, no podían imaginar ni por un instante que aquello estuviera sucediendo de verdad...



- "Vuestro padre desea además descansar en un lugar oficial,
pues mientras le tengáis allí vais a impedir que emprenda
su camino...Lo que está allí encima de aquél mueble no es si no
el soporte con el cual estamos en este mundo..No es nada..."



Las preguntas se hicieron inevitables...



- ¿donde desea que lo llevemos?
- "Le da igual siempre que sea un sitio oficial"
-También dice que estuvo en todo momento con vosotros,
acompañado os y que os miraba atónito cómo diciendo
¡Vaya par de idiotas llorando!



Ambas supieron que su padre era el que hablaba... Él era así, tal y como lo estaba enunciado su amiga...Es como si su padre estuviera allí, delante, hablando con ellas....Las lágrimas siguieron su trayecto habitual..



- "No llores más, debes recuperarte pues así él no se puede marchar...
- "Pero es que le quiero tanto, no lo puedo olvidar, no me pude despedir de él...
- "No es cierto" concluyó la joven.."Si te despediste, el sintió en todo momento que
le querías pues tiene un lazo de unión especial contigo"...
- "Me pide que no te agobie, que te deje, que debes tener tiempo para darte cuenta de como son las cosas..."



Cada vez estaba más segura de hablar con su padre, sentía su presencia e incluso les describió como estando allí él les daba todo su amor....La luz esta cerca si facilitamos desde nuestra propia vivencia que así ocurra y nuestro dolor es una barrera insalvable para aquellos que quieren descansar en paz...



- "Dice que sus padres les están esperando al otro lado pero que él
no piensa en estar eternamente con ellos que os verá pero que le encantaría
ir de un lado a otro, viendo mundo"...como cuando vivía pensó su hija.
-"Algún día volverán a encontrarse pero esto sucederá después de mucho tiempo
y con esa esperanza debes vivir..."


Y ambas rotas por el dolor se abrazaron, pero una sensación de alivio les recorrió el cuerpo...No podían ser tan egoísta de no permitir su marcha que, quizás, después de aquello era cuestión de tiempo...

26 comentarios:

  1. Y es que, cariño mío, perder a alguien así nunca es fácil, te lo puedo asegurar. Es precioso como lo has contado. Un besote mi niño.

    ResponderEliminar
  2. Yo tambien pase algo asi cuando mi Padre se fue a construir una casa en el cielo para nosotros.
    La muerte en un paso mas y lo debemos de aceptar.
    Un abrazo amigo

    ResponderEliminar
  3. Precioso...Y es cierto, aunque es duro, hay que mirar hacia adelante, porque aunque se vayan siempre estarán en nuestro corazón.
    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  4. Siempre hay que mirar hacia adelante. Saludos

    ResponderEliminar
  5. Un texto muy emotivo, que te pone los vellos de punta.
    Un abrazo
    Rampy

    ResponderEliminar
  6. uisss yo no sabia que tu también escribías sobre estas cosas, precioso!!!

    Me ha encantado la forma en que lo has contado, pero es que es una realidad muy grande, aunque haya mucha gente que diga esta esta "chalá", jajajaja.

    Una vez terminan su camino, debemos dejarlos ir...

    Feliz semana guapo!!!

    Besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
  7. Siempre es muduro perder a un ser querido y lo digo por experiencia.

    Bellísimo como has relatado una dura situación y la decisión de dejarlos marchar para simpre.

    Un besito y feliz semana

    ResponderEliminar
  8. Que precioso y emotivo texto alijodos...!

    Yo se ya a que sabe ese "licor", perder un ser querido es muy triste...

    Un abrazo...!

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado tu relato, escribes muy muy bien..A ver si nos regalas algun que otro relato como este.. Me he emocionado y todo leyéndolo..

    muchos besitos

    ResponderEliminar
  10. Así de arduamente hemos de aprender que lo que amamos es el alma... que nunca muere...

    A medida que avancemos en la comprensión de estas verdades perderemos el temor innato y primordial del ser humano, a aquello que no es sino parte de la vida.

    besos..

    ResponderEliminar
  11. Muy emotivo y bien narrado. Es ley, entre otras cosas, dejar partir a quien ha de hacerlo. Saludos!

    ResponderEliminar
  12. Me he emocionado pero la realidad es que hay que dejarlos ir, algun dia volveremos a estar juntos a ellos, mientra la vida sigue......ellos siempre estaran en nuestro corazon.
    Con cariño
    Mari

    ResponderEliminar
  13. Perdí a mi padre hace pocos días, así que este relato me ha llegado al alma. Aún tengo todos esos sentimientos muy vivos, pero sé que él ahora ya está en paz, y está donde debe estar.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Es un relato muy tierno, yo no creo en esas cosas, pero ¿quien sabe?, los sentimientos son a veces tan fuertes, que no sabemos de lo que es capaz el cerebro humano, quizás somos capaces de comunicarnos despues de la muerte y no lo sabemos. Un beso

    ResponderEliminar
  15. Emocionante, amigo. Eres un escritor con mayúsculas. Encantado de estar aquí de nuevo. Que tengas buena semana, compañero. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Ya te lo han dicho todo, poco puedo aportar de nuevo.

    El relato electrizante y con una emotividad enorme. Sin sensiblería y muy envolvente.

    Me ha encantado,besitosssssss

    ResponderEliminar
  17. A muchas personas si les comentas algo así te tachan de tonta, pero cuando a veces, lo puedes pasar y sentir... leerlo hace que se ponga la piel de gallina.

    A veces los sentimientos están tan por encima de nosotros que quien sabe si en verdad no es tal como tú lo has contado, verdad? Me ha encantado la forma cómo lo has escrito, muy tierna y emotiva.

    ResponderEliminar
  18. me ha encantado, es genial precioso.

    besos

    que tal estas?

    ResponderEliminar
  19. Hola Alíjodos; triste el caso de tu amiga, cuando pierdes a un ser tan querido, cuesta recuperarte; quedan los recuerdos y eso es lo que más lastima pero debemos confiar que están bien en ese viaje emprendido. Me agradó saber que al señor le gustaba "Cantinflas" un estupendo cómico mexicano. Espero que el consuelo llegue pronto a su vida. A ti, te agradezco el comentario a mi entrada y el agradable comentario sobre mi país; en verdad es hermoso. Te mando un beso. Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  20. Precioso relato Alijodos, es muy triste pedir a un ser querido, hace poco se fue nuestro Purito, pero se que el esta a nuestro lado cuidándonos. Todos le extrañamos muchisisismo y yo le hablo todos los días y le digo te quiero a diario y se que él esta ahí escuchando mis palabras ..

    Un besote, bellas palabras.. un saludo

    ResponderEliminar
  21. Emocionante a mas no poder... pero ¡no me ha parcido triste! solo sentimental. Me gusta.

    Un abrazo,

    Esteban

    ResponderEliminar
  22. Me ha encantado.... se van, pero se quedan en nuestro corazón.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  23. Hola,
    gracias por la visita y por añadirme a tus blogs.
    Volveré a leerte con mas tiempo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  24. yo perdi a mi padre cuando tenia 10 años,y te comprendo.
    pero te dire que cada dia de mi vida de esto hace ya 33 años,lo tengo presente,y esta con nosotros,lo se,lo siento.
    por que el que quieres nunca muere,jamas.
    un abrazo de amigo,de corazon.

    ResponderEliminar

Saludos bloggerianos a todos. Si lo deseas deja tu comentario. Si no...te doy las gracias por tu visita. Que tengas un buen día